ACCEDE AL VÍDEO DE RECONEXIÓN CON ONDAS SCHUMANN DESDE TU MÓVIL O PC Y REALIZA TU SESIÓN DESDE CASA

RESULTADOS DE LA APLICACIÓN DE ONDAS SCHUMAN

Las experimentaciones indican que con la generación o inducción de frecuencias del rango 7.8 -8 hz, consideradas campos magnéticos débiles, es posible inducir al organismo a estados saludables al conseguir:

• Restablecer el comportamiento de células, tejidos y órganos.
• Restablecer niveles hormonales.
• Restablecer los procesos químicos celulares.
• Restablecer la percepción del tiempo en animales y seres humanos.
• Inducir el sueño y los estados meditativos.
• Disminuir el nivel de stress.
• Afectar benéficamente los procesos de inmunidad.
• Equilibrar el ritmo cerebral.
• Ralentizar las taquicardias.
• Estimular los procesos de aprendizaje.
• Expandir la conciencia.
• Generar un mayor flujo de energía vital (KI – CHI)
• Estimular los procesos curativos naturales.
• Incrementar la actividad del Biocampo humano o Aura creando una barrera defensiva contra las agresiones del medio ambiente, ya sean físicas o psíquicas.

Generalmente suelen notarse mejoras desde la 1ª sesión y en muy pocas sesiones se consigue un estado de equilibrio a todo nivel que se manifiesta con una sensación de bienestar y una gran paz interior.

LA FRECUENCIA DE LAS ONDAS SCHUMANN

La frecuencia de 7,8 Hertz , es una constante normal biológica, que funciona como un marcapasos para nuestro organismo y sin la existencia de esa frecuencia la vida no sería posible. Se la denomina RESONANCIA SCHUMANN en honor a su descubridor.

Empíricamente se ha constatado que no podemos ser saludables fuera de esta frecuencia biológica natural. Siempre que los astronautas, en razón de los viajes espaciales, quedaban fuera de la resonancia Schumann, se enfermaban. Al estar volando fuera de la ionosfera les faltaba la pulsación de esa frecuencia vital de 7,8 Hertz.

Pero sometidos a la acción de un “simulador Schumann” recuperaban el equilibrio y la salud. Este problema fue subsanado por generadores de ondas Schumann artificiales.

Estas ondas resonantes o Schumann vibran en la misma frecuencia que las ondas cerebrales de los seres humanos y de todos los mamíferos en general, es decir a 7,8 Hertzios (ciclos por segundo).

7,8 Hertz es la frecuencia del hipotálamo y es la única frecuencia que en todos los mamíferos, incluyendo el hombre, es tan exactamente común.

Fuera de esta resonancia, tal como ocurre en la actualidad donde la frecuencia planetaria está ya por encima de los 15 Hz, se entorpecen los procesos psíquicos y vitales. Esto implica rápidos cambios en nuestro ADN y sistema nervioso central.

Mantener esta frecuencia en su estado original con la ayuda de los dispositivos electrónicos actuales puede mejorar notablemente el estado de salud psíquica, orgánica y vital de todo nuestro cuerpo.

Hay muchas personas que sufren gravemente las consecuencias de no recibir la frecuencia de 7,8 Hz. Muchos problemas cardíacos son debidos a este hecho.

Por ejemplo cuando por causas naturales meteorológicas, especialmente por las tormentas electromagnéticas naturales y también por las que recibimos por exposición a campos magnéticos artificiales, esas frecuencias de ondas Schumann se ven alteradas, todo nuestro organismo empieza a sufrir variaciones y distorsiones, que si se mantienen en el tiempo pueden llegar a desembocar en multitud de enfermedades y de “patologías raras” o también llamadas “incurables” como hoy se las conoce.

EVOLUCIÓN DE LAS ONDAS SCHUMANN:

La Resonancia Schumann ha sido desde que existe la vida de 7,8 ciclos, pero se ha elevado demasiado en las últimas décadas. El “Punto Crítico” son los 13 Herzios o ciclos por segundo. Es el cambio que ha sido predicho hace miles de años por las culturas ancestrales: Egipcios, Mayas, Incas, etc.

Durante miles de años hasta 1987: Eran de 7,8 Hertzios
EN 1996: ERAN DE 9 HERZIOS
EN 2003: ERAN DE 11 HERZIOS
EN 2012: ERAN DE 13 HERZIOS
EN 2018: ERAN DE 14-15 HERZIOS

EN 2019: SE HAN VISTO PICOS ¡¡DE HASTA 36 HERZIOS!!

RESULTADO DE ESTOS CAMBIOS

Por miles de años la Tierra ha tenido esta frecuencia de pulsaciones y la vida se ha desarrollado en un relativo equilibrio ecológico. Sucede, sin embargo, que a partir de los años 80, y de forma más acentuada a partir de los años 90, la frecuencia se elevó de 7,83 a 11-13-15 e incluso se han visto picos de más de 30 Hertz.


El mecanismo de la fricción del núcleo y del magma en el centro de la Tierra se disparó y comenzó a generar perturbaciones climáticas, mayor actividad de los volcanes y terremotos, crecimiento de tensiones y conflictos en el mundo y aumento general de comportamientos atípicos y erráticos en las personas, entre otros.

Las edificaciones modernas, las grandes estructuras en concreto, los cableados de alta tensión, las torres de acero, las antenas de los teléfonos móviles, etc., forman grandes jaulas de Faraday que impiden la propagación de las ondas pertenecientes a este campo natural, y por ende afectan seriamente las frecuencias normales.

Con los dispositivos y programas específicos que utilizamos en Mi Salud Consciente podemos armonizar y recuperar de nuevo el estado original de tu organismo con la resonancia de 7,83 Hz.

Aprovecha nuestras ofertas comienza a disfrutar de la multitud de beneficios y la sensación de bienestar que aporta este tipo de terapias vibracionales.

TAMBIÉN PUEDES CONTACTAR CON NOSOTROS Y RESERVAR TU CITA PARA REALIZAR TU SESIÓN DE FORMA PRESENCIAL:

Estamos a tu disposición en info@misaludconsciente.com

En el formulario de contacto click aquí

Al teléfono +34 655 543 434  o whatsapp